sábado, 15 de enero de 2011

Mi punto de vista político

Mi modo de ver la política no tiene nada que ver con la política actual, tan corrupta y podrida como nunca, donde los políticos honestos brillan por su ausencia –aunque también los ahí que trabajan con honestidad, al menos yo he conocido a varios-.
            En teoría todos los partidos políticos tienen un cartel electoral interesante, con propuestas e iniciativas dignas de alabanza. ¿Y cuál es la realidad? Podríamos resumirla en una palabra: hipocresía. ¿Por qué? Porque ninguno de ellos cumple después. Por ejemplo, el PSOE no hace honor a las siglas que utiliza ni al discurso electoral al que hace referencia, ya que sus sueldos, sus pensiones y su edad de jubilación no son de obreros, más bien todo lo contrario: tienen unos sueldos millonarios, pensiones vitalicias con sueldos exacerbados y pretenden que la gente muera sin vivir la jubilación, pues no todos llegan a los 67 –ellos se pueden jubilar a los 55-. ¿Qué hace el PP cuando Rosa Diez lanza la propuesta de eliminar una serie de privilegios políticos a los que el pueblo ya no puede hacerse cargo porque estamos con la soga al cuello? ¡Votar en contra! ¿Acaso la voz “popular” a la que hacen referencia en su nombre desea mantener a base de sudor y lágrimas esa serie de privilegios desmesurados o tal vez pensaron en ellos mismos y en este caso el pueblo no importaba y sólo importa cuando se trata de que les votemos en las elecciones?
El otro día leí que los ex presidentes reciben 80.000 euros anuales del estado, que usted y yo les pagamos cada año por el hecho de haber sido presidentes. Señores, si ya no ejercen tal función, ¿por qué se ponen un sueldo vitalicio?
Me llama la atención el despilfarro de ayuntamientos, diputaciones y gobierno central en aspectos fraudulentos, como el caso del señor Fabra, presidente de la Diputación de Castellón del PP, que ha decidido que Ripolles le haga una estatua en el aeropuerto de Castellón valorada en 300.000 euros. ¿Cómo es posible derrochar tanto dinero en una estatua narcisista, cuando la gente está que se muere de hambre y no llega a fin de mes? ¿Se ha opuesto el PP a tal desfachatez o ha hecho oídos sordos? Han elegido la segunda opción, dado que la gente les va a votar igual porque han conseguido que la política se convierta en una idea fundamentalista, y una vez la mente está manipulada, todo es excusable. De manera que entre unos y otros se protegen. Se alternan en el poder y juegan al ratón y al gato: ahora tú, ahora yo, ahora tú...
En breve se acercan las elecciones municipales, los ayuntamientos tirarán la casa por la ventana, veremos todo el movimiento que no hemos visto en cuatro años y nos prometerán el oro y el moro con tal de seguir o entrar en el poder. Al menos yo me quedo con la conciencia tranquila de que no voy a votar ni al PP, ni al PSOE, ni a ningún partido que no predique con el ejemplo. Votaré a un partido pequeño –actualmente voto al partido “Por un mundo más justo”-, porque es la única forma de romper con el abuso de poder y ojalá haya muchas personas que se identifiquen conmigo y contribuyan a la caída de esos dos  monopolios que nos están arruinando, donde políticos mediocres como Zapatero son capaces de hundir en la miseria “con mucho talante” a un país en menos de dos legislaturas, desviando la atención con leyes banales sobre el matrimonio gay, la implantación y promoción del aborto en menores de edad, o pagando a los sindicatos cantidades millonarias con tal de que estén calladitos y nos manipulen con algún pequeño petardo, pero sin ir más allá, no dejando que estalle la traca.
Espero que algún partido político se apunte este eslogan y lo lleve a la práctica:
“Por una política saneada y sin distinciones".

No hay comentarios:

Publicar un comentario