lunes, 26 de marzo de 2012

Divide al pueblo y vencerás. Políticos Vs docentes


La estrategia que emplean los políticos para salir indemnes de la crisis, sin que se les toque uno solo de sus privilegios, es absolutamente espectacular, además de indignante.
Ahora que no hay un duro, porque se lo han fundido todo, a pesar de que somos uno de los países de Europa que más impuestos pagamos y que menos sueldo cobramos, por lo que deberíamos caminar en baldosas de plata, no se les ha ocurrido otra cosa que cargar contra los maestros y profesores, con el fin de desprestigiarlos a más no poder. “Sí, que trabajen en julio que son unos vagos y que cobren menos”. A lo que “incomprensiblemente” y gracias a la manipulación informativa, los padres dicen: “Genial, clases de refuerzo en julio”.
Y de esta manera el pueblo se olvida de que la crisis la han causado aquellos políticos corruptos que han robado miles de millones, como vamos viendo en las noticias, y eso que sólo sabemos el uno por ciento de los casos de corrupción, del resto ni nos enteramos ni nos enteraremos nunca, porque cuando roban no cogen calderilla, hablamos de millones de euros.
De esta manera también nos olvidamos de que los políticos cobran sueldos portentosos, no como un maestro que tiene uno de los sueldos con menor retribución entre los cargos públicos. Sabed que con el sueldo de un político se podría pagar ¡¡casi toda la plantilla de un colegio!! También nos olvidamos de que los políticos cobran dietas millonarias por sus desplazamientos, hoteles de cinco estrellas -como la exministra Sinde que gastaba 1.200 euros por noche-, comilonas en los mejores restaurantes, viajes en primera, coches oficiales con sus chóferes incluidos, teléfonos móviles cuyas dispensas alcanzan los 600 euros al mes –prueba de ella el caso denunciado por IU en Castellón-, además de regalos personales como portátiles, disponer de Internet gratuitamente, y no digamos ya los asesores-amiguitos que tienen y los sueldazos que a estos les atribuyen. Mientras que a los maestros los suelen enviar a otra provincia para que se paguen un alquiler –a parte de si está pagándose la hipoteca de su casa-, la gasolina, coche propio, la comida, el teléfono e Internet, y si queremos formarnos, pues a pagar, que nada nos viene gratis, además de sacar una oposición, que traducido en otras palabras son varios años de estudios, a parte de una carrera universitaria.
Mientras los políticos tienen su despacho con aire acondicionado, nosotros nos torramos en aulas mal acondicionadas. Así que, si quieren que demos clases en julio, que nos presten sus despachos y nosotros las daremos allí, pues les prestamos los coles para utilizarlos como salas de reuniones y quedarse en dichas saunas y sudar la gota gorda, porque yo a mi hijo no se me ocurre llevarlo en julio a un colegio ni aunque me paguen oro. Mi hijo estará de vacaciones en julio como el resto de niños europeos, porque se lo merece, haya aprobado o suspendido, pues la niñez es sagrada y el descanso un deber.
¿Qué pretenden, que la escuela se convierta en un almacén de niños? ¿Qué quieren, que los niños no disfruten de sus vacaciones o de sus padres? ¿Acaso desean hacer creer que los maestros se tocan las pelotas para descentralizar la atención? El maestro realiza un trabajo muy intenso durante diez meses y si los padres acaban cansados con uno o dos hijos, ¿alguien se puede hacer una idea de lo fatigante que resulta estar con 25 niños durante toda una jornada? Que es muy fácil criticar y muy difícil ponerse en el lugar del otro. Yo tengo compañeros que se levantan a las seis de la mañana, realizan 80 kilómetros entre bus y luego tren, dan sus horas de clase con 25 niños hasta las cinco, y vuelven a coger el tren-bus para llegar a su casa a las siete de la tarde. Luego, prepárate las clases para el día siguiente...
Si se ataca a los maestros también resulta fácil olvidar que los políticos se pueden jubilar a los 55 y que encima reciben pagas vitalicias por haber desempeñado un cargo, como los expresidentes del Gobierno que reciben 80.000 euros anuales, o cualquier expresidente de lo que sea, que a veces no tienen ni Bachiller, etc.
¿Dónde está la solidaridad? Los maestros asumimos los recortes cuando nos descontaron un 8% de nuestro sueldo. ¿Y los políticos, no deberían ser los primeros en dar ejemplo? Como en Andalucía, donde la corrupción, al igual que en la Comunidad Valenciana, es de órdago, que se bajaron un pequeño porcentaje los sueldos y se subieron las dietas, quedándose de este modo incluso mejor. ¡Es increíble lo fácil que resulta engañar al pueblo!
            ¿Y, tú? ¿También te alegras del acoso y derribo a la educación pública y a los docentes? Pues si así lo haces, tengo que decirte que tal vez dejes de hacerlo cuando una vez nos hayan exprimido a nosotros, y nada más puedan sacar, salte la liebre a tu cama y se ensañen con tu profesión o incluso con tus propios bienes.
            Aquí el pueblo tiene que estar unido, no nos equivoquemos de enemigo, por mucha metralla y mentiras que metan en la prensa. Y si eres padre, te hago una reflexión. Si tú fueses niño, qué preferirías ¿meterte en un aula a cuarenta y cinco grados y que te den más materia, después de un año de curro, o jugar con tus amigos en la playa o en la montaña? Pues si quieres a tus hijos no los aparques en un colegio en julio porque si a nosotros nos quieren hacer la vida imposible nos la pueden hacer de muchas maneras, pero dejad a los niños ser niños, que lo más importante en la vida es ser feliz y tienen derecho a jugar y divertirse.
            Y concluyo el artículo con una frase de Pitágoras que era un hombre sabio y realmente muestra lo que es un maestro y el enorme papel que desempeña en nuestra sociedad: “Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres”.


4 comentarios:

  1. Que se vayan a las aulas los políticos, que suden en verano y que pasen frío cuidando patios en invierno.
    Los niños acaban el curso agotados, como nosotros.
    El cole en julio sería una tortura para ellos.

    Es una vergüenza que cobren de forma vitalicia personas que no han aportado nada a la sociedad.

    Un abrazo, Antonio.

    ResponderEliminar
  2. Podían tomar ejemplo de Finlandia que tiene el mejor sistema educativo del mundo. Allí los maestros son sumamente respetados y valorados, mientras aquí somos las cabezas de turco que utilizan para descentralizar la atención y seguir disfrutando de sus privilegios y sueldos vitalicios.
    Un abrazo, Laura, y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar